La duración de los derechos de autor en cada país

Es frecuente que recibamos preguntas acerca de cuántos años es necesario que transcurran para que las obras pasen al Dominio Público. Dado que los Derechos de Autor están regulados por las legislaciones de cada país, el primer factor a tener en cuenta será siempre la duración de dichos Derechos de Autor en el país que nos interese.

Según las diferentes legislaciones, los plazos para que una obra pueda ser considerada de Dominio Público oscilan entre los 25 años (caso de Cuba, el país con una legislación más avanzada en este campo) y los 100 años (caso de México) o más (en Estados Unidos la legislación marcaba 70 años, pero tras la prórroga de 1998 a los Derechos de Autor, el plazo se disparará en algunos casos más allá del siglo de duración). En términos generales, podemos decir sin miedo a equivocarnos que todos los países han endurecido su legislación en este aspecto, siempre presionados por la industria afectada.

Los plazos de años empiezan a contar, generalmente, desde la muerte del autor. Este sistema resulta válido para obras realizadas por un sólo autor. En el caso de obras cooperativas (como podría ser una película u otra obra en la que hayan intervenido varias personas) los plazos se cuentan desde el estreno o edición de dicha obra.

Derechos de autor en base de p.m.a Países, áreas, entidades Categoría de las obras
100 p.m.a. México (p.m.a. después de 1928) 100 p.m.a. o menos
80 p.m.a. Colombia, España (p.m.a entre 1879-1987) 80 p.m.a. o menos
75 p.m.a. Guatemala, Honduras, México (antes de 1928) 75 p.m.a. o menos
70 p.m.a. Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Chile, Costa Rica, Dinamarca, Ecuador, España (p.m.a. antes de 1879, después de 1994), Estados Unidos, Francia, Irlanda, Italia, Nicaragua, Paraguay, Perú, Portugal, Reino Unido 70 p.m.a. o menos
60 p.m.a. España (p.m.a. entre 1987-1994), India, Venezuela 60 p.m.a. o menos
50 p.m.a. Canadá, China, República Dominicana, El Salvador, Panamá, Uruguay 50 p.m.a. o menos

p.m.a. es un acrónimo de “Post mortem auctoris,” una frase en latín que se utiliza en la terminología jurídica en el contexto de los derechos de propiedad intelectual, especialmente los derechos de autor, que suele durar hasta un cierto número de años después de la muerte del autor.

(Visited 88 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.