EL CAPITÁN SOL

“El Capitán Sol” (1948)

El Capitán Sol

NACIONALIDAD: España
IDIOMA: Español
GÉNERO: Super-héroes, aventuras
GUIÓN: Federico Amorós
DIBUJO: José Grau
EDITORIAL: Grafidea S.L.
NÚMEROS: 10 (10 disponibles)
PROTAGONISTAS: El Capitán Sol

SINOPSIS: ¿Quién dice que los únicos super-héroes patrios han sido Triada Vértice, Ibéroes o Iberia Inc.? Las largas tardes invernales sin televisor había que quemarlas como fuese, y cuando el alevín de la familia no estaba ayudando a su padre en su habitualmente duro oficio, eso sí, sin remunerar, se dirigía tan ricamente a la tienda de viejo con las dos pesetas que atesoraba como oro en paño y se compraba uno de los tebeos de héroes que proliferaban en aquella “autárquica” época de los cuarenta. La oferta de estos escuetos cuadernillos que costaban en torno a la peseta y los veinticinco céntimos no solo era variada, sino que me atrevería decir que rozaba la locura. Abundaban tanto que su historia ha sido incluso objeto de dos volumentes sin desperdicio titulados “Tragados por el Abismo” y “Superhéroes Ibéricos” escritos por Pedro Porcel (editados por Ponent Mon) que asombrarían a cualquiera que siga creyendo esa falacia de que aquí, en nuestro país, durante la Dictadura no se podía encontrar verdadera creatividad. Vale que muchos de ellos copiaban sin descanso -y con descaro- los hallazgos de los patrióticos tipos en mallas surgidos del pulp y que en Norteamérica habían arrasado entre los gustos del pueblo mientras sus soldados se encontraban peleando en la Vieja Europa. Y vale que también teníamos en nuestro pobre mercado el problema de la escasez de papel, razón por la que los panfletillos apaisados contaban nada más que las diez páginas y que estas rebosaban de diálogos y explicaciones, sin casi dejar que la historia respirara. Pero los personajes ideados a partir de las lecturas pulp que también se consumían en España sumaban varias epopeyas que, como mínimo, son ocurrentes. Un buen ejemplo lo tenemos en El Capitán Sol, que por su nombre parecería un titán capaz de hacer las mismas hazañas que Jesucristo, pero nada más lejos de la realidad. El Capitán Sol era un justiciero con la misma configuración que La Sombra o El Hombre de Bronce, un desfacedor de entuertos famoso en todo el mundo que luchaba contra las sectas más rocambolescas que nos podamos imaginar. Su periplo tan solo duró diez ejemplares, pero sus páginas siguen repletas de dinamismo y tenacidad, y también de situaciones hilarantes que siguen haciéndonos sonreír por su pura candidez.

By Frog2000

NÚMERO 01

NÚMERO 02

NÚMERO 03

NÚMERO 04


NÚMERO 05

NÚMERO 06

NÚMERO 07

NÚMERO 08


NÚMERO 09

NÚMERO 10

  • Breve entrevista con Pedro Porcel acerca de su libro Superhombre Ibéricos en el blog de RTVE.

(Visited 158 times, 1 visits today)
Vota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.