Propiedad intelectual: Obras individuales y obras colectivas

Como ya hemos visto en post anteriores, las obras protegidas por la Propiedad Intelectual tienen un plazo de vigencia (dependiendo del país, entre 25 y 100 años) tras el cual pasan a ser consideradas de Dominio Público (es decir, cualquiera puede exhibirlas, emitirlas, crear obras derivadas o modificarlas a su antojo). ¿Cuándo se empieza a contar los años? ¿En el momento del estreno-presentación-edición? ¿A la muerte de los autores?

Es fundamental distinguir primero entre obras individuales y obras colectivas. Las obras individuales están realizadas por un único autor, que será el Propietario Intelectual de dicha obra. Por ejemplo, un cuadro, un diseño, una novela. Las obras colectivas son el fruto del trabajo de varias personas, como sería el caso de una producción televisiva o una película. En estos casos, la Propiedad Intelectual de la obra suele recaer en la empresa productora, aunque algunos de los elementos que crearon la obra sí tengan consideración de Obra Individual. Por ejemplo, una película será propiedad de su productora aunque el guión sea propiedad intelectual del guionista.

Así pues, el lapso de tiempo que debe pasar para que una obra sea considerada de Dominio Público (que es un término que solamente puede aplicarse dentro del marco legal de cada país) empezará a contarse desde el año de la muerte del artista en el caso de las Obras Individuales. Y empezará a contarse desde el año de estreno-publicación en el caso de las Obras Colectivas. Para consultar qué plazo de años marca la ley, visitad nuestro anterior post sobre la duración de los derechos de autor en cada país.

(Visited 32 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.